Juegos de palabras
Está en > Juegos de palabras > Chistes > Chistes con juegos de palabras

CHISTES CON JUEGOS DE PALABRAS

«A fin de cuentas todo es un chiste»
Charles Chaplin, «Charlot»



DE CALLES

- Por favor, ¿la Calle Sagasta?
- Si la pisa mucho...
- Por favor, ¿me puede decir cuál es la Calle Mayor?
- No lo sé. Nunca las he medido.

DE DINERO

- He venido corriendo detrás del autobús y me he ahorrado dos euros.
- Si hubieras venido corriendo detrás de un taxi te habrías ahorrado veinte euros.

- Oye, perdona, pero me debes 6.000 euros.
- Te perdono, te perdono.
(Enviado por Silvia Galera Esteban)

Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:
- He soñado que ganaba 20 millones de euros como mi padre.
- ¿Tu padre ganó 20 millones de euros?
- No, también lo sueña.
Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:
- ¿Puedo confiarte un secreto?
- Por supuesto, somos amigos.
- Necesito 6.000 euros.
- Tranquilo, como si no me hubieses dicho nada.

Se encuentran dos amigos y le dice uno al otro:
- Estoy en un apuro, ¿puedes prestarme 6.000 euros?
- Lo siento, pero no llevo nada de dinero encima.
- ¿Y en casa?
- Todos bien, gracias.

CHISTES DE CHISTES

- ¿Sabes el chiste de «no y yo tampoco»?
- No.
- Yo tampoco.
- ¿Lo has entendido?
- No.
- Yo tampoco.

- ¿Sabes el chiste del hombre entre dos vallas?
- No.
- Vaya, hombre, vaya.

- ¿Te he contado el chiste de estadísticas?
- Probablemente...

En un congreso de humoristas todos conocían tan bien los chistes de los demás que se limitaban a usar números.
Un humorista subió al estrado y dijo: «75».
Todos los asistentes permanecieron en silencio excepto dos que se desternillaban de risa en sus asientos. Al preguntarles por qué se reían, uno de éllos contestó:
- Es que nunca lo había oído.
Y el segundo:
- Ya lo conocía, pero es que me ha hecho gracia cómo lo ha contado.

- ¿Quieres que te cuente un chiste al revés?
- Sí.
- Empieza a reírte.

DE FRUTAS Y VERDURAS

De un árbol lleno de manzanas se cae una. Las que quedan en el árbol empiezan a reírse y la manzana que está en el suelo les dice:
- No os riáis, ¡inmaduras!

Un tomatito y una tomatita están cruzando la calle y un coche atropella al tomatito. La tomatita pregunta al tomatito:
- ¿Qué te hicieron?
- Ketchup.

- Cuál es la fruta que más se ríe?
- La naranja, ja, ja, ja, ja...

- Hace un mes planté zanahorias y ¿qué crees qué salieron?
- Zanahorias.
- No, salieron los conejos y se las comieron.

Un tomatito le dice a un huevito:
- Cuando sea mayor voy a ser un tomatón.
Y el huevito se puso a llorar.

¿Qué piensa una cereza cuando se ve en un espejo?
- ¿Zeré eza?

DE AJEDREZ

Dos locos jugando al ajedrez:
- ¿Seguro que tú habías jugado antes al ajedrez?
- Sí, yo soy campeón del mundo...
- Entonces... ¿por qué barajas las piezas?

- Este perro es muy inteligente, sabe jugar al ajedrez.
- No te creas... pierde tres partidas de cada cinco.

- ¿Qué le parece el mate tan brillante que le he dado?
- Pero si es mate... ¿cómo va a ser brillante?

Un señor tiene que jugar una partida de ajedrez con un ciego, le propone:
- Como usted no puede ver le concedo ventaja.
- No, jugaremos en igualdad de condiciones.
- Está bien, ¿cuándo?
- La noche que usted quiera.

- Mi mujer me ha dicho que si mañana voy al torneo de ajedrez en lugar de salir con ella me dejará.
- ¿Y vas a salir?
- Con e4 como siempre...

DE RELOJES

- Ayer me compré un reloj.
- ¿De bolsillo?
- No, de pulsera.
- ¿Qué modelo?
- Automático.
- ¿Qué marca?
- La hora.
- Tengo un reloj que hace cinco años que no funciona.
- Pues tíralo.
- No lo tiro, porque dos veces al día me da la hora exacta.

Un español se encuentra a un chino y le dice:
- ¡Hola!
Y el chino contesta:
- Las 12:20.

EN LA SELVA

En África llega un niño corriendo a su choza:
- ¡Mamá, el coco se ha llevado a papá!
- ¿Qué coco?
- El cocodrilo.

En Navidad van dos negritos por la selva y ven pasar volando un trineo tirado por seis renos, conducido por un señor gordo, vestido de rojo, con una enorme barba blanca, se quedan sorprendidos y le pregunta uno al otro:
- ¿Quién es?
- Papá Noé
- Pues,... mamá tampoco.

Dos caníbales pasean por la selva:
- ¿Qué tal te cayó mi hermano?
- Le faltaba sal.

En la selva se encuentran dos animales que nunca se habían visto y uno le dice al otro:
- ¿Tú qué animal eres?
- Soy un perro lobo. Mi madre era loba y mi padre perro. ¿Y tú qué eres?
- Un oso hormiguero.

- ¡Socorro, me ha picado una víbora!
- ¿Cobra?
- No, gratis.

DE BARCOS

- Por favor, ¿el capitán?
- Por babor.
- Por babor... ¿el capitán?

Ordena el capitán pirata:
- ¡Abordar el barco!
Y el barco quedó precioso.

Grita el vigía:
- ¡Capitán, se aproximan quince carabelas por estribor!
- ¿Una flota?
- No, ¡flotan las quince!

Iba un barquito de vela y se apagó.

Ordena el capitán:
- ¡Suban las velas!
Y los de abajo se quedaron a oscuras.

Ordena el capitán:
- ¡Botes al agua!
Y en el barco se quedaron sin mermelada.

- ¡Capitán, se ha abierto un boquete en el casco y está entrando agua!
- ¡Llamen al pirata Patapalo!
- «¿Pa' qué?»
- «Patapalo».

Llegó un barco a un muelle... ¡y rebotó!

DE NÚMEROS

- ¿Qué le dice un cero a otro cero?
- ¡No somos nada!

- ¿Qué le dice el 1 al 10?
- Para ser como yo, debes de ser sincero.

- ¿Un ocho fue a una fiesta de ceros. Le preguntaron por qué había ido a la fiesta si sólo admitían ceros y contestó:
- ¿Qué pasa, que un cero no se puede poner cinturón?
(Enviado por Javier y Javiera Díaz, 9 y 8 años, de Chile)
© Juegos de palabras